Domingo 16 ENERO del 2022

Hagan lo que Él les diga


Por Diácono Iván Ortíz

JN 2, 1-11 – Las bodas de Caná

“Hagan lo que él les diga” (Jn. 2:5) es la frase que María pide durante la boda de Caná para presenciar el gran primer milagro que Ella misma consiguió de su Hijo Jesús. María hoy día nos sigue pidiendo exactamente lo mismo: “Hagan lo que él les diga”. Debería ser muy fácil para nosotros seguir esa simple recomendación de nuestra Madre María. Pero la realidad es que si siguiéramos esta simple petición nuestro mundo no estaría como está, nuestra sociedad no aceptaría propuestas e ideologías contrarias al plan de amor de Dios, nuestra vida no estaría plagada de problemas, dudas, falta de perdón, egoísmo, e injusticias. ¿Cuál es la razón por la que no haces lo que Jesús te dice?, ¿Cuál es la razón por la que ni siquiera puedes escuchar lo que Jesús te está tratando de pedir?

Imagínate en esos tiempos en la boda de Caná. Jesús no era conocido, es más hasta ese momento en las bodas de Caná de Galilea su tiempo no había llegado. Por lo tanto, imagínate la escena con los mayordomos y sirvientes de la boda cuando María les pide que confíen y que hagan lo que Jesús les dice. Ellos están en un problema muy muy difícil. Los responsables del banquete tenían por obligación asegurarse que sus cálculos de comida y bebida alcanzaran para la boda, de lo contrario no solamente la familia pasaría la vergüenza, sino que la fama de su negocio se arruinaría e impactaría su futuro porvenir al no ser contratados para otros eventos. Están contra la espada y la pared, no tienen de donde sacar más vino, la fiesta está en su apogeo y no hay forma humana de librar esa situación. ¿Qué hacen?

Hacen lo que todos hacemos cuando no tenemos más a donde recurrir, hacemos un gran acto de fe y creemos en las promesas de Jesús. Mira, a veces te sientes apenado porque pareciera que solamente recurres a Jesús cuando ya no tienes forma humana de resolver algo. No te des tan duro, Jesús, sobretodo si es por intercesión de mamita María, está gustoso de ayudar, solo te pide que confíes en El, que hagas lo que el te dice. Claro, la invitación es que recurras a Jesús para todo, que lo consultes en el día a día, que hagas lo que el te pide en las cosas pequeñas para que cuando lleguen las tribulaciones grandes sepas identificar su voz que te dice que hacer.

Hacer lo que Jesús nos pide es un acto de amor, en el cual nosotros rendimos nuestra voluntad a su divina voluntad. Es un acto de amor donde confiamos en El como confía un niño de 3 años en sus padres. Es un acto de amor entregarle a Jesús nuestra soberbia, nuestro deseo de tener control de todo. Jesús responde con actos más generosos y de más amor.

Por lo tanto, la pregunta para ti es ¿a quién has estado escuchando en tu vida? ¿Haces lo que te pide Jesús? Pareciera que la humanidad hace lo que le piden los medios de comunicación que manipulan la información, pareciera que la sociedad hace lo que los políticos les piden apoyando ideologías, corrientes o posturas contrarias al Evangelio. Pareciera que, en medio de una vida frenética, nos encanta escuchar y hacer lo que el consumismo y la desigualdad social nos piden. Tristemente, pareciera, que escuchamos las mentiras que el demonio nos susurra, y hacemos lo contrario a lo que nos pide Jesús.

Hagamos lo que El, Jesucristo nuestro redentor, nos pide. Encontremos su voz en el silencio del interior de nuestro corazón, escuchemos su consejo a través de la oración, el perdón y el amor. Encuentra en María la voz dulce que intercede por ti, que le pide milagros a su Hijo para sacarte de apuros, la voz dulce y maternal que una y otra vez no pide por nuestro bien: Haz lo que El te diga.

Por Diácono Iván Ortíz

Domingo 16 de Enero del 2022